21/11/13

La celebración del V centenario de 'El Príncipe' concluye con éxito de público

Madrid, 21 de noviembre de 2013.- El ciclo de conferencias en torno al V centenario de la redacción de El Príncipe de Maquiavelo concluyó ayer con gran éxito de público, que desbordó el auditorio Enrique Fuentes Quintana de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. 

Durante las dos jornadas de lecciones, cinco académicos disertaron sobre la obra de Nicolás Maquiavelo desde distintas perspectivas de análisis. Pedro Schwartz, director de este ciclo, desarrolló su ponencia Maquiavelo, Hobbes, Schumpeter, por su parte, Dalmacio Negro Pavón se centró en el discurso Maquiavelo no era maquiavélico y Gregorio Robles Morchón desgranó su trabajo Maquiavelo o la estrategia política, todos ellos, en la primera jornada que tuvo lugar el pasado lunes 18.

En la segunda jornada realizada ayer, el ciclo contó con las palabras de presentación de Marcelino Oreja, presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y con las disertaciones de los académicos Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que expuso su ponencia Maquiavelo en el s. XXI, y Santiago Muñoz Machado, que pronunció el texto Fernando el Católico como modelo político

Con el objetivo de otorgar una mirada multidisciplinar a la obra del pensador renacentista, las lecciones continuarán en la Real Academia de la Historia (27 y 28 de noviembre) y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (11 y 12 de diciembre), donde tendrá lugar un concierto de música renacentista hispano-florentina como cierre de estas conferencias.

Sobre la importancia de la obra: “Cuando en julio del año de 1513 Nicolás Maquiavelo está redactando sus Discursos sobre la primera década de Tito Livio, interrumpe su trabajo para escribir el texto que conocemos con el nombre de El príncipe. Lo escribe de un tirón, con el apasionamiento de quien cree necesario iluminar, para el nuevo gobernante de su amada Florencia, Lorenzo II de Médici, el camino de la consolidación de un poder siempre disputado e incierto. En diciembre de ese mismo año, termina el manuscrito y no vuelve a revisarlo ni retocarlo. Cuando muere en 1527, el texto sigue sin imprimir ni publicar. Sólo en 1531 verá la luz esa breve y magna composición de filosofía política” (…) “quienes nos interesamos por el modo de gobernarse los pueblos no hemos dejado de leer y releer ese texto lúcido, chocante, enigmático, que transformó el modo que tenemos los occidentales de concebir y juzgar la actividad política”.

2011 Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.